658 100 555 -- 967 512 588 volmae@volmae.es

Siempre hemos defendido desde grupoVOLMAE que el éxito de una empresa está en las personas que la forman. Si las personas que la forman no están motivadas, antes o después, tendrá dificultades.

Qué es la motivación laboral

¿Pero que es eso de la motivación laboral? Si nos fuésemos al diccionario de la RAE, tendríamos que motivación viene a ser como un conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona. Si nos vamos a su procedencia latina, Motivus, significa, causa del movimiento. Si lo aplicamos directamente al mundo laboral, tendríamos que la motivación pasaría por aquello que nos mueve a trabajar, el primer paso que nos lleva a la acción, ese estado interno que incita, dirige y mantiene la conducta en nuestro trabajo. Pensamos en primer lugar en estos factores internos o interiores de la persona, pero hemos dicho que también podían ser externos. Aquí aparece entonces la capacidad que tienen las empresas para mantener el estímulo positivo de sus empleados y empleadas, en relación con su trabajo.

En grupoVOLMAE aún conscientes de que la motivación varía de acuerdo a la persona y a factores socioculturales, el éxito de toda empresa es lograr que sus empleadas y empleados sientan que los objetivos de la empresa se alinea con los objetivos personales, que son capaces de satisfacer sus necesidades y dan respuesta a sus expectativas.

Por qué es importante la motivación laboral

La respuesta es fácil. Para que las personas de una empresa funcionen de forma excelente, tienen que estar motivadas. En grupoVOLMAE tenemos claro que la rentabilidad y el éxito de una empresa comienza en la motivación de sus empleados y empleadas. Si una persona está desmotivada, comienza a perder el entusiasmo, la ilusión por su trabajo. Su rendimiento se reduce y la calidad de su trabajo queda afectada, cometiendo ineficiencias de forma frecuente.

Tipos de motivación

Podríamos hacer muchas clasificaciones sobre los tipos de motivación laboral. Es interesante apuntar que el origen de la motivación puede ser debido a factores internos de la persona como la satisfacción (motivación intrínseca) o inducida por elementos externos a la persona, como un buen salario (motivación extrínseca). Desde la psicología también podríamos hablar de una motivación positiva (existe un premio o recompensa tras una conducta) o negativa (hay un castigo o amenaza tras una conducta). Incluso desde las teorías de la motivación podríamos hablar de una motivación primaria (si satisface las necesidades más básicas) o una motivación social (si atiende más a la aceptación social). Jugando con estos tipos de motivación, veamos que os recomendamos desde grupoVOLMAE para aumentar la motivación de vuestros trabajadores y trabajadoras.

Cómo aumentar la motivación laboral de tus empleados y empleadas

A simple vista, podríamos pensar en fórmulas que parecen directas: subir los salarios. Pero la motivación laboral es más complicada. No se basa exclusivamente en cobrar más. Veamos algunos puntos que seguro que te ayudan:

Política de incentivos clara y transparente: ¡Ya que hemos empezado por el dinero! Los logros se deben reconocer y premiar. No tiene porqué ser sólo a nivel económico. Lo importante es el reconocimiento y que sea claro. Si hago x obtengo y. No obtengo un premio sin saber por qué. Además de un salario variable, pueden ser infinidad de formas de premiar: un viaje, un día libre, un premio para familia… Y además, prestando mucha atención a fomentar el trabajo en equipo, ya que podríamos caer un una competición individualista por las recompensas que olvidase los objetivos de la organización.

Desarrollo de carrera: Hemos apuntado las diferencias personales. Cada persona puede encajar mejor en unos puestos que en otros, si el puesto nos sobrepasa o estamos sobrecualificados, será negativo. Además la empresa debe facilitar la promoción laboral. Debemos dar la formación necesaria y la posibilidad de ir ascendiendo de puesto o en nivel de responsabilidad. Si a esto sumamos la confianza y la autonomía a la hora de trabajar, tendremos excelentes resultados.

Implicación y participación: La comunicación aquí es clave, lograr que los valores y visión de la empresa sean compartidos por sus empleados y empleadas, creando un sentimiento de pertenencia es esencial. Esto se logra con la participación de todo el personal de organización en reuniones, talleres u otras técnicas participativas. A cambio obtendremos fidelidad e identificación con la organización, que se traducirán en aumento de la rentabilidad y la productividad.

Salud laboral: Es esencial que planes de prevención de riesgos laborales y promoción de la salud adecuados formen parte de la empresa. Además debemos fijar políticas de conciliación laboral y familiar, planes de igualdad, responsabilidad social, etc. que hagan a nuestro personal sentirse seguro y orgulloso de pertenecer a esta organización. En grupoVOLMAE aplicamos mucha metodología desde la psicología positiva para mejorar estos aspectos.

Clima laboral: En grupoVOLMAE colaboramos con muchas empresas en analizar su clima organizacional. Y de nuevo nos encontramos con un factor clave, que en muchas ocasiones son partes del mismo concepto. Clima y motivación van unidos y son inseparables. Debemos procurar un buen clima si queremos que las personas de nuestra organización estén motivadas. De esto ya hablamos aquí.

Y si quieres reflexionar un poquito más, te recomendamos el post “¿Sabrías qué hacer para que tus trabajadores o trabajadoras pongan más huevos?”

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar