658 100 555 -- 967 512 588 volmae@volmae.es
Seleccionar página

Una mala contratación puede conllevar resultados muy contraproducentes para la empresa, como por ejemplo, pérdida de tiempo y dinero. Por ello, las incorporaciones que se realicen se deben ajustar lo máximo posible a los valores empresariales para que el perfil contratado sea el idóneo. El proceso de selección de personal se compone de varias fases, todas ellas igual de importantes de cara a incorporar la mejor candidatura a la empresa. Es un proceso que puede llevar semanas completarlo, y que, una vez finaliza, garantiza la incorporación de la candidatura idónea para el puesto, aquella que cuenta con los conocimientos, experiencia, aptitudes, competencias y demás aspectos esperados y requeridos para el puesto a cubrir:

  • Detección de necesidades y Análisis y Descripción del Puesto de Trabajo: Conocer a fondo qué necesidad tiene la organización y qué cualidades y competencias tiene que tener la candidatura que se incorpore a la empresa. Además, habrá que concretar tareas a realizar, conocimientos técnicos, experiencia, competencias, condiciones económicas, contractuales y horarias, etc.
  • Reclutamiento curricular: Una vez dada difusión a la oferta a través de diversos portales de empleo, en esta fase trata de reclutar candidaturas que, en función de su currículum, cumplan con los requisitos que se han establecido en la fase anterior.
  • Entrevistas curriculares: Esta prueba de evaluación se utiliza para comprobar que la candidatura se ajusta a la experiencia y conocimientos básicos que requiere el puesto.
  • Administración de pruebas psicométricas: Las candidaturas que continúen una vez realizada la entrevista curricular pasarán a realizar las pruebas psicométricas de personalidad, aptitudes y/o capacidades. GrupoVOLMAE somos una empresa especializada en la oferta de servicios psicológicos, por ello, la mayor parte de la plantilla son psicólogos y psicólogas, y están capacitados y capacitadas para la utilización de pruebas psicométricas psicológicas estandarizadas, tanto para su aplicación como para su interpretación. Estas pruebas forman parte de la evaluación competencial y proporcionarán información que deberá ser analizada de forma integrada en relación a la información obtenida en otras pruebas de evaluación utilizadas por consultores/as. Las pruebas utilizadas para la evaluación dependerán de las competencias a evaluar y se utilizan para comprobar el ajuste de los rasgos de personalidad, aptitudes, motivaciones, etc. a las competencias clave del puesto que se están evaluando.
  • Entrevistas competenciales: Las candidaturas que pasan a la siguiente fase, realizan una entrevista competencial en la que se pretende determinar si la persona evaluada dispone de las competencias clave para el puesto. Esta evaluación se realiza mediante el análisis de los comportamientos, que son ejemplos de conductas a partir de los cuales se puede inferir si la persona evaluada dispone de una competencia determinada y en qué grado.
  • Informe candidaturas finalistas: En función de los resultados obtenidos a lo largo de la evaluación, se concreta las personas que serán presentadas como finalistas entre los y las consultores/as implicados en el proceso de selección. Se redacta un informe escrito en el que se detalla todo el perfil psicoprofesional de cada una de las candidaturas para emitir al cliente, de cara a ayudarle en la toma de decisiones final sobre la persona que desea incorporar a su organización. Los informes emitidos recogen puntuaciones, interpretaciones y los resultados de la evaluación.
  • Toma de decisiones y presentación de candidaturas finalistas: Como última fase antes de la toma de decisiones, se prepara conjuntamente con el cliente una presentación de candidaturas finalistas para que pueda conocer a las personas y tomar dicha decisión.
  • Incorporación al puesto: Una vez presentadas las candidaturas finalistas y tomada la decisión final por parte del cliente, se comunica a la persona la decisión y se fija la incorporación a la organización.

Una vez finalizado el proceso, se realiza un pequeño seguimiento del trabajador o trabajadora que se incorpora a la empresa, utilizándose una encuesta de satisfacción que rellena tanto el profesional como el propio cliente que demanda el servicio, la cual permite puntuar, valorar y aportar sugerencias de mejora sobre varios aspectos clave en todas las fases del proceso de selección por competencias.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar